viernes, 11 de febrero de 2011

CIERRE ASADOR GUADALMINA


Aprovechando que su dueño, don José Eugenio Arias, estaba en Madrid recogiendo firmas y con pensamientos de seguir por Salamanca, Palencia y Valladolid, se presentaron los de la Junta de Andalucía a cerrar su negocio si no se dejaba de fumar. Un aviso le hizo tomar el AVE a Málaga urgentemente y llegó al anochecer. Si no cerraba voluntariamente, iría la policía a cerrarlo (¿A qué me sonará esto?).

Con el asador lleno de clientes, a la hora de la cena, entró la policía a cerrarle el local. Los comensales (el local estaba lleno) se negaron a salir... pero los dictados son los dictados: o se cierra o a la cárcel.

Hoy ya, 16 trabajadores (y sus familias) se han quedado en el paro por no cumplir una ley a todas luces irracional. NADIE obliga a NADIE a entrar en un local PRIVADO donde se permite fumar tabaco, que es TOTALMENTE LEGAL.

No exigimos en ASF que el fumador campe a sus anchas, pero tampoco el antifumador puede imponer su pensamiento apoyado por unj Gobierno que ya nosabe en qué parcela de nuestras vidas meterse a controlarnos.

Muchas personas piden el documento para firmar a favor de nuestras libertades; ese documento que pretende reunir 500.000 firmas para presentarlas al Defensor del Pueblo y tomar las pertinentes medidas legales. Aquí tenéis un enlace desde donde descargar el documento. La firma por Internet no es considerada como válida.


Si no respondemos vendrán mañana a pòr nosotros por cualquier otro motivo. Mientras tanto, el Govern catalán incumple una resolución del Tribunal Supremo y no pasa nada ¿A qué suena esto?

No hay comentarios: