miércoles, 23 de junio de 2010

FUMAR A DEBATE: SILENCIO DEMAGÓGICO


En una cadena de TV hemos oído un debate sobre la prohibición de fumar en "todos los sitios públicos" a partir de primeros de 2011. El Congreso, en pleno, ha aprobado a debate esta ley y, uno de los tertulianos dice que han votado todos a favor de la prohibición por "demagogia". El otro contertulio aduce que eso es falso, que el tabaco y el alcohol son drogas duras. A partir de ese momento se produce esta conversación (monólogo, casi):

- ¿El opio es una droga dura?
- Sí.
- ¿La cocaína es una droga dura?
- Claro.
- ¿Las drogas de diseño son drogas duras?
- ¡Por supuesto!
- Pues eso no lo entiendo. La Seguridad Social tiene programas gratuitos de desintoxicación para los drogadictos, pero el fumador de tabaco paga 10.000 millones de euros más en impuestos por los gastos que ocasiona a Sanidad y no tiene derecho a un plan de desintoxicación...
- (silencio)
- Yo no soy fumador y tengo que pagar impuestos para esos planes gratuitos; ¿por qué tienen que pagar los fumadores impuestos extras si no tienen derecho a planes de desintoxicación? Si tabaco y alcohol son drogas duras, ¿por qué tengo yo que pagar las enfermedades de los alcohólicos? O permitimos la venta de las drogas duras de siempre gravándolas con impuestos muy altos y controladas por el Estado, o prohibimos la venta de tabaco y alcohol, que pasarán a venderse en el mercado negro, como las otras, sin control fiscal ni sanitario... Pero eso no llena las arcas. Demagogia, la precisa.
- (silencio)

Seguimos reflexionando. Nunca habíamos oído argumentos de tanto peso como estos. Cada uno que medite.

viernes, 11 de junio de 2010

CIEGOS ANTITABACO



Nos cuesta repetir lo que venimos diciendo desde hace bastante tiempo, pero ahora los acontecimientos empiezan a darnos la razón y a arrojar luz sobre el asunto de las prohibiciones y otras medidas contra el tabaco. Dejemos a un lado que nos hemos informado lo suficiente como para saber que el tabaco no es tan malo como nos lo pintan; dejemos a un lado la evidencia de que el fumador (y los nuevos fumadores) no temen al tabaco o les importa una higa las posibles molestias comparadas con el placer de fumar (tabaco). Vamos ahora con datos reales, no con los alucinógenos inventos y manipulaciones de nuestra insana ministra Trinidad.

Los datos que ya van saliendo a la luz nos demuestran algo curioso: no sólo en España son los bares lugares para fumadores, sino también en Europa. Si ya hace décadas que intentan asustarnos con su PROPAGANDA y prohibiciones, ahora empieza a verse claramente que ni al fumador le interesa lo que dicen ni a los bares se les puede separar de ellos. El mismo Estado nos dice que desde la entrada en vigor de esta ley el número de fumadores ha aumentado en unos 200.000 y que se han consumido más cigarrillos por cabeza; a pesar de los precios prohibitivos. Todavía no se ha endurecido la ley, pero ya sabemos qué ha pasado en el único país de Europa (Irlanda) que puso normas como las que se piensan tomar en España (es FALSO que se vayan a tomar estas medidas porque se hayan tomado en toda Europa, señora Trini). Estas cifras pueden verse en un artículo publicado en varios periódicos; entre ellos Libertad Digital. Nos quedamos con esta frase:

"...mostrando los efectos que ha causado la modificación de la Ley en 2006:


- Pérdidas superiores al 20% en locales pequeños (menos de 100 m2) que prohibieron fumar en un principio y que, posteriormente, se vieron obligados a permitir fumar."
Y habría que contabilizar los gastos (millonarios) que hicieron otros establecimientos para habilitar zonas para fumadores y que ya no les servirían para nada. Vamos, que es como si se prohibiera beber cerveza en los bares. El que quisiese tomar café porque no le gustase la cerveza iba a tener que comprarse una cafetera y tomárselo en su casa... sencillamente porque los bares cerrarían.
AQUÍ puede leerse el informe completo sobre los Efectos de la Ley Antitabaco en Europa.
¿Este Gobierno y, en particular, la Trini... o es sorda o es ciega? ¿No será que a ella le molesta que se fume? ¡A prohibir y a joderse!
Suben indiscriminadamente los impuestos sobre el tabaco "por nuestra salud y contra el tabaquismo"; se fuma más y cae el número de muertes supuestamente producidas por fumar. A un sector de la población le sienta mal fumar como a otros les sienta mal aspirar vapor de gasolina (contraen aplasia medular).


Los bares (los más pequeños) deciden si dejar fumar o no pero acaban permitiéndolo para no arruinarse.
La Trini se muerde las uñas por su fracaso; ¡a prohibirlo totalmente!
¿Siguiente paso? O se deja la ley como está o dejaremos de fumar; sencillamente porque acabaremos todos arruinados. Europa ya está tomando medidas para salvar a España como tuvieron que hacerlo con Grecia.
En ASF y en el Club de Fumadores por la Tolerancia tienen voz y apoyo los fumadores y no fumadores con dos dedos de frente. Lo sentimos por los antifumadores (que no es lo mismo que no fumadores), porque van a seguir teniendo los bares como siempre los han tenido: con fumadores y no fumadores tolerantes.
Y el que no quiera verlo... ya se sabe: no hay peor ciego que el que no quiere ver.

martes, 8 de junio de 2010

FUMAR: OPCIÓN PERSONAL



Este vídeo puede verse en el Blog del Club Fumadores por la Tolerancia y nos da pie a publicar este post.



¿Por qué nos parece importante lo que dice Edorta Lamo en este vídeo?


Está claro. Lo repite constantemente porque le parece evidente y no encuentra otra palabra: PERSONAL. Sin duda. Nos gusta este vídeo porque hace hincapié en el concepto de "opción personal". Esta ley antitabaco no respeta las opciones libres de cada individuo. El fumador ya no tendrá opción de elegir un bar donde se pueda fumar, es más, el no fumador al que no le importe compartir buenos momentos con sus amigos fumadores tampoco tendrá esa opción; el empresario tampoco tendrá la opción personal de elegir que en su bar se pueda fumar. Lo dice con otras palabras; más o menos dice que (al menos su establecimiento) le parece un sitio para pequeños placeres de esta vida: beber un vino, saborear un café, fumar un cigarrillo. 

Ha existido esa opción hasta ahora, pero la ministra no está contenta con los resultados. Hay que prohibirlo totalmente. El tabaco es malo, muy malo, pero no se prohíbe su cultivo (como el del opio) ni su elaboración ni su venta (sólo en estancos o más caro en reventa)... porque eso da mucho dinero. Se permite comprarlo, pero tienes que esconderte para fumarlo. La excusa es que también es malo para los que te rodean (y de eso ya hemos hablado bastante). Los impuestos obtenidos por la venta de tabaco en 2009 fueron de casi 10.000 MILLONES de euros. Los fumadores pagamos, con creces, los supuestos gastos que ocasionamos a Sanidad.

Pero el problema no es ese. La "madre del cordero" es la respuesta de un grupo de no fumadores que está encantado con esta ley. No les gusta el olor del tabaco y algunos, incluso, se creen que les hace daño (buscar la tabla donde indicamos la incidencia del humo ambiental de tabaco en nuestro post anterior SUMA y SIGUE). 

Igual que hay locales de entrada exclusiva para adultos, había la posibilidad de elegir entre bares de fumadores y bares de no fumadores (o libres de humo) ¿Pero qué ha pasado? Lo lógico. Si los empresarios ponían su bar para no fumadores no entraba casi nadie. Ahora, el no fumador radical es el que se molesta porque casi no tiene la opción personal de elegir. La respuesta es fácil, porque los bares (al menos en España) siempre han sido lugares para fumadores. Prohibamos fumar en ellos y estaremos prohibiendo una de sus principales características.

Quien quiera puede preguntar en un pueblecito español a esos viejecitos octogenarios que se reúnen en las tabernas a beberse un vino, jugar una partida de dominó con sus amigos y fumar su cigarrillo. Y no deja de ser curioso esto; esos abuelitos que están fumando desde hace 60 (y 70) años... ¿habrían vivido más si no hubiesen fumado?

No. Nuestros abuelitos españoles seguirán reuniéndose para echar su cigarrito pero, por desgracia, tendrán que hacerlo en la calle o en casa de alguno de ellos en invierno ¡Y hay quien nos dice que qué tiene que ver el tabaco con nuestras tradiciones! Más de lo que pensamos. Si no fuera así, ¿por qué se va a permitir fumar en los estadios de fútbol o en los toros? Y es que el fútbol y los toros también forman parte de nuestras tradiciones; esas que elegimos personalmente. Como los bares. No es así en hospitales, autobuses, escuelas... ¡Esos son los lugares públicos que un fumador tiene que respetar!